Centro de Atención LaboralConcurso de FotografíaManual mi OrganizaciónManual Derechos Laborales
Menú principal

Asesórate para el diálogo social

Asesórate para el diálogo social

Buscamos un mejoramiento de las condiciones para el diálogo social en el mundo del trabajo en Colombia, para superar la marginalidad y para posicionar a las organizaciones sindicales en el lugar que les corresponde en el Estado social y democrático de derecho.

Carolina Di Lorenzo - Docentes Argentinos - Serie x 1

ASESORÍA EN DIALOGO SOCIAL
PORTAFOLIO DE SERVICIOS 2017

Aprovechando toda la experiencia recogida por la  institución y sus funcionarios, la ENS se dispone con todos sus recursos a ofrecer y prestar un mejor servicio de asesoría a los sindicatos, elevando a un nuevo nivel tanto el servicio mismo como su impacto, no solo en cuanto a la cualificación y formación de los dirigentes, sino también al logro de buenos resultados, en materia de mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores y el fortalecimiento y crecimiento de las organizaciones sindicales, fieles al cumplimiento de nuestra misión institucional; ello debe redundar en un mejoramiento progresivo de las condiciones para el dialogo social en el mundo del trabajo en nuestro país, que nos lleve también a la superación de la marginalidad en la que hoy se mantiene y al  posicionamiento de las organizaciones sindicales en el lugar que les corresponde en un verdadero Estado social y democrático de derecho.

Porque la ENS, desde una postura independiente y autónoma, orientada sí a la defensa de los intereses de los trabajadores, ofrece los servicios de asesoría con un gran contenido de propuestas e innovaciones para el sindicalismo colombiano, desde nuestro enfoque institucional que no es otro que la PROMOCION DE UN SINDICALISMO DEMOCRATICO, MODERNO, PROGRESISTA E INCLUYENTE, entendido todo esto no de otra forma, sino como la actuación sindical en el marco de una democracia como es su naturaleza.

La ENS cuenta, además de su experiencia de más de treinta años, con un equipo de profesionales en diferentes disciplinas sociales, muchos de ellos con formación en posgrado y todos con experiencia en el trabajo con sindicatos mínima de 4 años y con habilidades en cada una de las áreas estratégicas. Colocamos toda nuestra experiencia y capacidad al servicio de los actores del tripartismo y a los objetivos del desarrollo con equidad social.

Son premisas básicas para el logro de nuestros objetivos, las siguientes:

  1. Una correcta interacción entre la ENS como proveedora del servicio de asesoría y los sindicatos como usuarios del mismo, aprovechando sus experiencias y logrando que ellos se apropien de las actividades, se involucren y se sientan actores principales, como quiera que lo son, aportando sus ideas y sus propuestas, sintiéndose empoderados para la gestión de las organizaciones y sus conflictos; que no sientan que la ENS los va a reemplazar en sus actividades institucionales.
  2. Definir muy bien las interacciones y roles, tanto de la ENS como de los sindicatos en cuanto a sus responsabilidades concretas, la ejecución de tareas y la financiación de los programas acordados.

Partimos del conocimiento que tenemos del sindicalismo, hemos orientado nuestro servicio precisamente a resolver sus necesidades y por lo tanto ofrecemos nuestro paquete de asesorías, nuestros productos de manera diferenciada, tanto, que somos la única institución especializada en estos servicios y con muchas posibilidades de agregarle mucho valor a su gestión y a su lucha. Esperamos llegar a muchos acuerdos de trabajo con quienes quieran convertirse realmente en organizaciones ganadoras y bien posicionadas, ocupando el lugar que les corresponde en una sociedad democrática, con buena imagen e incidiendo en el mejoramiento de la equidad y de la situación de los trabajadores en general. Este es el gran reto no solo para la ENS, sino también para todo el sindicalismo y para los actores del tripartismo en general, en la búsqueda de un modelo de desarrollo sostenible, inclusivo y con equidad social.

Asesoría en Diálogo social para los actores del tripartismo

En Colombia, un balance en materia de dialogo social en el mundo del trabajo, nos arroja un resultado muy deficitario, lo mismo que en materia de trabajo decente[1]. Por fuera del sector público, la cobertura que tienen los convenios colectivos es completamente marginal: apenas en el 0.36% de las empresas afiliadas al sistema de riesgos laborales existe la presencia de algún convenio colectivo de trabajo y la cobertura de la negociación colectiva con respecto a la población ocupada total es del 6.5%, una cobertura en la que el 59.2% corresponde a empleados públicos, puesto que la  afiliación sindical en el sector privado apenas alcanza el 1.5%, una cifra supremamente precaria por cierto.

Más que una cultura del dialogo, ha existido una cultura de la imposición y de la unilateralidad. La experiencia en diálogo y negociación, aunque numerosa, ha sido poco exitosa en gracia de dicha cultura, además porque se agrega otra que es la del incumplimiento; la mayoría de los muchos acuerdos que se han realizado con los movimientos y organizaciones sociales no se han cumplido, lo que ha profundizado la confrontación y la desconfianza.

Se podría decir que ninguno de los actores se ha colocado realmente, en términos generales, en una postura consecuente con el dialogo social y la negociación, pues, tanto el gobierno nacional ha impuesto, como lo trata de hacer el sindicalismo con su lucha y el empresariado ni se diga, porque como se ha planteado por parte de analistas internacionales, en Colombia no existe un empresariado preparado para la negociación y el dialogo social.

En estas condiciones y en el marco de la guerra permanente en que ha vivido Colombia, el dialogo social, se ha vuelto imposible y ha sido visto en muchas oportunidades como una muestra de debilidad y no de fortaleza democrática, por lo que se hace necesaria una gran formación y una amplia pedagogía acerca del dialogo social y su valor intrínseco para la canalización y la solución de los conflictos, convirtiéndolos en esos elementos dinamizadores del desarrollo de la sociedad.

En la actualidad, vivimos un momento favorable para darle un gran impulso al diálogo social, ya que los acuerdos de la Habana nos han puesto un punto muy alto, lo cual nos interpela: si esos dos viejos enemigos a muerte fueron capaces de hacer la paz, ¿porque no vamos a ser capaces en cada uno de nuestros espacios? A pesar de que ganó el “no” en el plebiscito, los acontecimientos posteriores, han dado a conocer una exigencia de la mayoría de los colombianos y colombianas, en el sentido de que es necesario encontrar la paz, elemento compartido tanto por los partidarios del SI como por los del NO y en ese objetivo, el Diálogo Social y la negociación colectiva, son los instrumentos por excelencia, además de que constituyen una parte vital de la participación democrática.

Por eso, consideramos que es un momento oportuno para relanzar el tema del Diálogo Social y para ello, se hace necesario empoderar a las organizaciones para que gestionen sus conflictos mediante estos métodos democráticos.

Todos los actores debemos capacitarnos, como todos debemos participar y aportar en la construcción de dialogo social y paz; de igual manera, los trabajadores todos deberán entrar en los procesos, estén sindicalizados o no, aunque la participación del sindicalismo es fundamental, también del sindicalismo internacional a través de las federaciones sindicales internacionales y las uniones globales, quienes pueden ser garantes del éxito del dialogo social en Colombia, en un marco de economía globalizada.

La Escuela Nacional Sindical ofrece entonces su servicio de Asesoría para el Diálogo social a los actores del tripartismo en Colombia, con los siguientes componentes que se pueden tomar en su conjunto o por temas específicos.

[1] Héctor Vásquez Fernández. Dialogo social en Colombia. ENS. 2016

Formación para el Diálogo Social

En los  diagnósticos realizados sobre la situación del diálogo social en Colombia, se ha   destacado una tesis clara: en el marco de esa cultura de la imposición, los actores no están formados para el diálogo social y el actor gobierno no ha jugado el papel que le corresponde de propiciar los espacios, construir el entorno legal necesario, acercar a las partes y generar confianza.

Por eso, la ENS ofrece y pone a disposición de los actores del tripartismo, nuestro programa de capacitación y formación en dialogo social,  con el siguiente contenido básico:

  1. La teoría de los conflictos y su resolución. La paz no es ausencia de conflictos. El conflicto es absolutamente normal dentro de la sociedad, donde hay tantos actores diferentes con intereses que muchas veces colisionan, es necesario canalizarlos y resolverlos por la vía del Diálogo Social, para que no generen en violencias que tanto daño le han hecho a la sociedad; este es un tema central.
  2. Cultura democrática. la intolerancia que ha existido, la exclusión, la cultura de la imposición que han interiorizado todos los actores, implica una necesaria formación en cultura democrática. Es necesario desaprender la cultura de la imposición y la violencia e interiorizar una cultura del acuerdo por la vía del dialogo social; que las armas sean la palabra y el argumento en un marco de participación democrática y para ello se hace indispensable conocer las herramientas.
  3. Transformación desde los valores. Todos somos seres humanos que nacemos con el objetivo de buscar bienestar y ser felices, ejerciendo libertad; desde la diversidad, todo el mundo tiene mucho que aportar. Es necesario buscar, mediante el diálogo social, el Justo Medio donde podamos convivir como personas, reconociéndonos y respetándonos e igualmente entre las instituciones que son manejadas por seres humanos. Por ejemplo, los empresarios deben reconocer el sindicalismo no solo por validar su legalidad, sino donde la inclusión es el elemento fundamental de ese reconocimiento, teniéndolo en cuenta y llamándolo a interlocutar; de igual manera el sindicalismo debe reconocer al empresario, no solo por su propia existencia, sino que es necesario el reconocimiento como el generador de empresa y generador de empleo, porque no es concebible un país sin empresas ni empresarios. Entender desde los valores, que todos necesitamos del otro para lograr nuestros objetivos de felicidad y libertad.
  4. Formación en derechos humanos y en todo el compendio normativo. Para la convivencia, las normas cumplen un papel fundamental y nos deben llevar a consolidar ese valor supremo que es la dignidad humana, en ámbitos como los derechos humanos, la justicia social, el respeto por el otro, la responsabilidad por nuestros actos o responsabilidad social y la misma democracia participativa.
  5. La responsabilidad social. O responsabilidad por nuestros actos como se ha dicho. De un lado, la responsabilidad social empresarial RSE, que debe trascender los actos de filantropía y entenderse como un compromiso con los derechos, con la equidad y la justicia social; es entronizar la ética en todas las dimensiones de la vida, incluida la actividad económica empresarial. De otro lado,  entender que todas las instituciones incluyendo las sindicales tenemos ese compromiso con la sociedad y nuestra responsabilidad frente a un modelo incluyente y sostenible.
  6. Teoría del Diálogo Social desde la OIT. Revisar las dimensiones del Diálogo Social y sus niveles como parte de un todo pero a la vez como un proceso, donde el tema de la Negociación Colectiva es el elemento central. El Diálogo Social es como un universo donde la negociación colectiva es el corazón, rodeado de un espacio comunicativo libre, donde debe existir el reconocimiento, la inclusión, el buen trato, el ánimo de cooperación, la prelación por los acuerdos y demás elementos que determinan el dialogo social. Los indicadores del diálogo social en el mundo, están determinados por los niveles que ha alcanzado la Negociación Colectiva. Podría decirse que si no hay Negociación Colectiva en un país, no existe el Diálogo Social.
  7. Modelos exitosos de Diálogo Social en el marco de las relaciones laborales. Establecer patrones comparativos con países europeos que han alcanzado grandes niveles de aplicación de la negociación colectiva, más entendiendo que Colombia desea entrar a la OCDE y que este organismo multilateral está haciendo monitoreo y recomendaciones; se hace necesario establecer comparaciones con los modelos más exitosos y eficaces de Diálogo Social. Revisar los elementos clave de la negociación colectiva en el mundo, tanto en Europa como en America, Entre otros, la extensión obligatoria de convenios, los comités de representantes por lugares de trabajo y la negociación en diferentes ámbitos, condiciones necesarias para que se dé la extensión obligatoria de los beneficios de la negociación colectiva y el fortalecimiento de la representatividad de los trabajadores. Es necesario insistir en que estos, son elementos fundamentales del desarrollo; los países más desarrollados nos muestran que el desarrollo económico, la competitividad, el bienestar, están directamente relacionados con el nivel de la negociación colectiva, de la cobertura y de la extensión obligatoria. También y como un aporte a la construcción metodológica, se ofrece la sistematización y análisis de experiencias exitosas en nuestro país.

Elaboración de diagnósticos en Diálogo Social

Para entablar un proceso de diálogo social, debemos empezar por preguntarnos cómo está la situación en el espacio determinado, cuales las necesidades, cual es el conflicto a resolver, quienes son los actores y cuáles son las condiciones en general. Para responder estas preguntas, la ENS ofrece sus herramientas y su apoyo para una construcción en equipo con las organizaciones interesadas.

Diseño de estrategias para el Diálogo Social

Se debe comenzar generalmente con la formación, siguiendo por la definición de espacios y niveles, la participación de los actores, la disposición de amigos y posibles enemigos del proceso, etc., diferenciando espacios formales e informales, porque el Diálogo Social tiene diferentes espacios. Hay muchos escenarios, sobre todo en la empresa privada, donde no hay encuentro entre los actores ni espacios de discusión, no hay información ni consulta y por lo tanto gran cantidad de problemas acumulados y hay que empezar de cero e implementar los niveles más simples del diálogo social. En otros casos puede haber experiencia y aquí las condiciones y las estrategias pueden ser diferentes; también dependen estas de la disposición de los actores y su ánimo de cooperación, pero en todo caso el objetivo es llegar a los compromisos vinculantes que generen firmeza en el acuerdo de dialogo social como lo son las convenciones colectivas que constituyen acuerdos permanentes y duraderos.

Formulación de agendas para el Diálogo Social

Todo proceso de dialogo social debe tener un temario concreto o una agenda definida, porque en todo caso se debe saber cuáles son los temas que se van a tratar, relacionados con el conflicto a resolver. En efecto, deben ser agendas pertinentes y relacionadas con el conflicto, sin que se deban gastar energías en temas que no vienen al caso.

Construcción de la metodología

Tener muy en cuenta que cada caso es particular y específico y por tanto, no existen fórmulas mágicas o universales. De manera conjunta con los interesados se construiría la metodología y la ENS aportaría un proyecto que se ciña a un proceso lógico,  de acuerdo con el diagnostico particular, Tratando de ser inclusivos y buscando la cooperación de todos los actores para pasar de un estado de exclusión y enfrentamiento, a un estado de inclusión y cooperación. Hacen parte también de la metodología, las comunicaciones, el control, el seguimiento y las evaluaciones periódicas y final del proceso.

Investigaciones y estudios necesarios para el proceso de Diálogo Social

En estos procesos es muy importante la racionalidad, también en términos de información y conocimiento de la realidad. Es vital que los actores estén bien informados y compartan todos, el mismo conocimiento. La ENS, a través de un grupo interdisciplinario de profesionales muy capacitados está en condiciones de proveer al proceso de las investigaciones y los estudios que sean  necesarios para la toma de las decisiones en un proceso de dialogo social en el mundo del trabajo y en el marco del tripartismo.

Facilitación y mediación

El papel de la ENS en los procesos puede ser muy variado y podrá ir desde la asesoría más simple a un actor interesado, hasta la participación directa en las mesas en condición de facilitador, mediador, asesor, dado que muchas veces se hace necesario incidir en los actores generando confianza y aportando alternativas. Porque el objetivo es armonizar las relaciones entre actores, instituciones y personas que en general, tienen diferencias grandes pero también muchas cosas en común que a veces no se identifican. La ENS ayudaría a que se encuentren o identifiquen esos objetivos e intereses comunes, a que las partes sean consecuentes con ese hallazgo y en consecuencia a que se logre el acuerdo buscado.

Aporte de documentos, guías y manuales

La ENS está en condiciones de aportar los documentos que sean  necesarios sobre los temas, tanto de organizaciones externas, como por ejemplo la OIT o Naciones Unidas, como de investigaciones y elaboraciones propias de la Escuela o de otras instituciones que se ocupan del tema del  dialogo social y sus particularidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *