Mesa Alternativa de Empleo e Ingresos Centro de Atención LaboralConcurso de FotografíaManual mi OrganizaciónManual Derechos LaboralesAgencia de Información Laboral
Menú principal

Revista Cultura & Trabajo N° 96

Revista Cultura & Trabajo N° 96

La importancia de lo rural en la recuperación económica mundial y de nuestro país

Atravesamos un momento de la historia de una crisis existencial que nos obliga a replantear las políticas financieras, crediticias y comerciales en relación con el agro, no solo a nivel mundial, sino también en el marco de cada país.

Los problemas agropecuarios en la globalidad

La pandemia del Covid19 no solo ha cobrado la vida de centenares de miles de personas, sino que también afectó las cadenas de suministro a nivel mundial, incluyendo las alimentarias, y paralizó sectores de la actividad económica con la consecuente destrucción de empleos y de ingresos de gran parte de la población ocupada.

Pero a esta pandemia y a la del desempleo ahora se les suma una nueva, también global: la del hambre. Ya antes de la crisis actual, el hambre a nivel mundial alcanzaba a 821 millones de personas que sufrían de «inseguridad» crónica de alimentos (es decir, sin comida suficiente, debido a la falta de medios para comprarla o por escasez de alimentos). De acuerdo con las estimaciones del Programa Mundial de Alimentos de la Organización de Naciones Unidas esta crisis alimentaria es de «proporciones bíblicas», pues podría llevar a la muerte por inanición a 270 millones de personas, una población más grande que la de Europa.

Además del mejoramiento del sistema de salud para derrotar el Covid19 se necesitan una serie de medidas de ayuda alimentaria de emergencia para revertir la «pandemia del hambre», como parte del impulso para crear un nuevo sistema agropecuario y de alimentos que sirva a los intereses de todas las naciones. Esto pondría fin a esas prácticas del sistema de cartelización del control de los alimentos de los grandes productores agropecuarios, que han vuelto vulnerable al mundo actual ante la escasez de alimentos.

Para llevar a cabo estos propósitos habría dos consideraciones básicas: ¿Cuáles son los volúmenes de producción necesarios? ¿Cuáles son los requisitos para lograrlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *